sábado, 11 de enero de 2014

La "doctrina Parot"


La 'doctrina Parot' prolonga la estancia en la cárcel de presos de ETA y presos comunes con largas condenas. El primero al que se le aplicó fue el preso de ETA Henri Parot y a consecuencia de ello ha tomado este nombre.


En primer lugar quiero dejar muy claro que no es mi intención entrar a valorar si es políticamente correcta dicha doctrina o si la aplicación debe ser para unos u otros casos. El determinar lo anteriormente expuesto lo dejamos para otras opiniones o debates que podamos establecer.


A mí ante una muerte, una violación o un secuestro de una o varias persónas me llama poderosamente la atención que nos encontramos ante una " Justicia" que condena al o los acusados a una cantidad de años en prisión elevadísima, de la cual en realidad el máximo que pueden pasar los culpables entre rejas es de 30 años. Por supuesto a esa cantidad de años le corresponden una serie de bonificaciones ( buena conducta, estudiar en prisión...) , que hace reducir sustancialmente dicha pena. Es decir, en el caso de una persona que haya cometido varios asesinatos ( por ejemplo un asesino en serie ) nos encontramos que la Justicia lo condena a un total de 480 años, de los cuales solamente pasará, como máximo, un total de 30 años o por el contrario será puesto en libertad con anterioridad, si se le aplica alguna reducción.


Me pregunto para qué tanta parafernalia y tanto montaje de prensa ante la espera de una condena, si ya todos sabemos el resultado. La única explicación que le encuentro es que ante la "alarma social" es una manera de dejar satisfecho al pueblo dictando dichas sentencias. Pero, ¿Quién se acuerda dentro de un espacio no muy largo en el tiempo de que condenas llamativas se han producido respecto a la cantidad de años? Me pregunto si no será mejor aplicarles una menor condena, pero que la cumplan en su integridad o hasta que no cumplan una de ellas (caso de varias muertes violentas ) no empiecen a contar las siguientes.

¿La cadena perpetua sería una solución en casos muy significativos o por el contrario, somos todos muy racionales y nos parece una aberración su práctica en siglo XXI? Pero en este caso no decimos nada y nos quedamos impasibles cuando a unos padres les matan a su hija, se conocen los culpables los cuales reconocen su implicación y no hay manera "legal" de que les digan donde está su cuerpo, para poder darle una digna sepultura y poder "descansar" psicológicamente porque al decir donde está dicho cuerpo aumenta la condena (caso Marta del Castillo )


¿Dónde está o hasta dónde debe llegar la Libertad o la Justicia para que no se produzca una indefensión por parte de las víctimas? Una persona mata, viola... a 15 personas y el máximo en prisión serían 30 años. Si las matemáticas no fallan, son dos años por muerte, violación.

¿No es muy poca condena, para dichos actos? ¿Eso es justicia? ¿Para quién es esa justicia? ¿Para la víctima o para el acusado? ¿Quién se acuerda de los familiares de dichas víctimas?

Por desgracia ellos ya no están entre nosotros, pero ¿qué vida les espera a esos padres y madres que han perdido a sus seres queridos?


Tampoco quiero dar a entender que debemos ensañarnos o que la condena pase a ser un acto de venganza. Solamente si sería conveniente cambiar algo para que la Justicia fuese más justa.
                                                                                                    Irune Perez de Urabayen

No hay comentarios:

Publicar un comentario