martes, 14 de enero de 2014

La eutanasia

                                                                  
  Según la Real Academia Española la eutanasia es una acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él. Es una muerte sin sufrimiento a través de una inyección. Si una persona padece de una enfermedad grave e incurable se puede realizar esta acción para evitar sufrimientos.

Hay dos tipos: directa e indirecta. Dentro de la primera se encuentran la activa y la pasiva. En la eutanasia activa la muerte es provocada a base de substancias letales y en la eutanasia pasiva se suspende o no se inicia el tratamiento. Estas dos tienen la intención de provocar el fallecimiento  de la persona. Sin embargo, la indirecta, tiene como intención aliviar el sufrimiento.

La Legislación española sólo contempla la sedación y  cuidados paliativos y el artículo 143 del código penal señala: 

1. El que induzca al suicidio de otro será castigado con la pena de prisión de cuatro a ocho años.
2. Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años al que coopere con actos necesarios al suicidio de una persona.

3. Será castigado con la pena de prisión de seis a diez años si la cooperación llegara hasta el punto de ejecutar la muerte.

4. El que causare o cooperare activamente con actos necesarios y directos a la muerte de otro, por la petición expresa, seria e inequívoca de éste, en el caso de que la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar, será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a las señaladas en los números 2 y 3 de este artículo.

En los únicos países europeos que están permitidos es en Holanda y  Bélgica, y en Suiza se tolera. ¿Por qué no poner fin a esta situación?

Yo estoy en contra de que la eutanasia esté prohibida. Si se tiene una enfermedad terminal e irreversible, se sufre y se hace sufrir a familiares, amigos...  Todas las personas tienen  derecho a decidir si quieren vivir o si deciden dejar este mundo. Hay personas que después de sufrir un grave accidente se quedan parapléjicos y prefieren terminar con ese sufrimiento a seguir con él, pero al ser ilegal tienen que vivir el resto de su vida sufriendo y siendo infelices.
Tomar esta decisión es  muy complicado. Si el paciente o el enfermo deciden acabar con su vida afecta a su entorno.

Vivir con dignidad es un derecho, morir con dignidad también”, Edian

Os recomiendo este video, donde explica lo que es la eutanasia.
Amaia Nagore

No hay comentarios:

Publicar un comentario