lunes, 10 de marzo de 2014

LA MOONCUP

   La Mooncup es una copa de silicona suave y de pequeño tamaño que se usa durante el periodo de la mujer. Está diseñada por una empresa británica dirigida por mujeres cuyas prioridades son respetar el medioambiente y mejorar la experiencia que tenemos las mujeres durante nuestro periodo de menstruación, y está reconocida como la protección sanitaria más ecológicamente favorable que se puede encontrar en el mercado.

  A diferencia de un tampón, la copa recoge el flujo menstrual en vez de absorberlo. De esta manera, no hay posibilidades de que las condiciones saludables de la vagina se desequilibren ni de que se queden fibras en las paredes. Además, al ser un producto hecho con silicona hipoalergénica, es apta para cualquier tipo de pieles y se puede usar para dormir, bañarse en el mar, caminar… puesto que se amolda fácilmente al cuerpo de cada mujer. Hay dos tamaños, según si se ha tenido un parto o no.



  La Mooncup se dobla y se inserta en la vagina y una vez dentro, se abre sola.  Hay que sacarla, vaciarla y limpiarla cada 4-8 horas con un poco de agua. Si se prefiere, entre periodo y periodo se puede limpiar más minuciosamente con algún producto más específico y después de esto, hay que volver a insertarla.

A diferencia de un tampón, se coloca más abajo por lo que resulta más cómoda, aunque según algunos testimonios de mujeres que la han probado, al principio puede requerir un poco de práctica porque tiene que encontrar el ángulo ideal. Después, su uso es facilísimo. Este es un video donde lo explica.

  Hasta ahora, las mujeres no hemos tenido ninguna alternativa a los productos para la higiene femenina y eso nos ha llevado a conformarnos ante algo, que, a lo mejor, no era del todo cómodo para nosotras. Pues bien, ahora lo tenemos. Además, el coste de la Mooncup no es muy elevado, cuesta al rededor de unos 30 euros. Según las estadísticas, una mujer puede llegar a gastar durante toda su vida 11.000 tampones o compresas  y en cambio, como la Mooncup puede durar años, no resulta cara. Se puede comprar por internet y en tiendas específicas y para tener más información, puedes consultar esta página.

  Aunque al principio pueda resultar algo chocante, pienso que no hay que tener reparo a la hora de hablar de algo tan natural como es la menstruación y he elegido este tema por que pienso que hay muchas mujeres a las que les puede interesar este producto. Muchas pensarán que es algo asqueroso, pero si se hace con cuidado, no tiene por qué serlo. Al fin y al cabo, es nuestro cuerpo, ¿no?


 
           
                                                                                 Irene Seminario

No hay comentarios:

Publicar un comentario