jueves, 29 de mayo de 2014

LA SANIDAD "PÚBLICA"

Soy Asier Robles, un joven deportista de 16 años que me ha decidido a escribir este texto debido a lo que me ha ocurrido esta última semana. Este pasado fin de semana se me salió el hombro (no por primera vez), algo habitual en estos últimos 8 meses. Cuando me pasó esto por primera vez (hace más de 8 meses) pedí inmediatamente cita para el traumatólogo, 8 meses después seguía sin respuesta hasta que ayer decidí hacer una reclamación. Sorprendentemente hoy me han llamado para acudir este próximo lunes al traumatólogo. 

¿Como han conseguido hacerme un hueco tan rápido?


Como sabemos, el sistema sanitario en nuestro país goza de una gran consideración internacional y de unos buenos resultados. Estas ventajas se deben sobre todo a su gran accesibilidad (con un dispositivo asistencial cercano a la población), a su gratuidad en el momento del uso y a la provisión mayoritariamente pública que garantiza una elevada calidad de las prestaciones.
Esta situación está cambiando desde hace algunos años, especialmente en las comunidades autónomas gobernadas por el PP (Madrid, Valencia, etc) donde se ha llevado a cabo una privatización de la Sanidad Pública encareciendo notablemente los gastos y empeorando el nivel de las prestaciones. Por poner un ejemplo, los nuevos hospitales madrileños tienen un sobrecoste entre 7,5 y 8 veces mayor y además el personal, médicos y de enfermería ,por 1.000 habitantes es notablemente inferior al de los centros públicos. 

Y este proceso se ha realizado derivando dinero de los centros públicos donde se minimiza el presupuesto y por lo tanto se deterioran los servicios (menos médicos, personal de enfermería, tecnología, etc). Los únicos beneficiarios de este proceso privatizador han sido los propietarios de las empresas privadas que, casualmente, tienen relaciones personales e incluso familiares con algunos de los dirigentes del PP.

Pero el gran ataque a la Sanidad Pública lo ha producido la contrarreforma sanitaria, que es una pieza clave para desmantelar la Sanidad Pública en nuestro país. Este ataque se produce en muchos aspectos, pero solo voy a mencionar  los que más importantes me parecen:
  1. Se cambia un sistema de salud por uno de seguros, en contradicción con la Ley General de Sanidad de 1986 y la Ley General de Salud Pública de 2011, deja fuera a colectivos importantes de población como los mayores de 26 años que no hayan cotizado.
  2.  Se excluye a los inmigrantes no regularizados a los que se deja solo con la atención a urgencias.
  3. Se establecen copagos generalizados: en farmacia (ampliando el copago de los activos e incluyendo a los pensionistas),y además se incluyen copagos en transporte, dietoterapía, prótesis y ortoprotesico. El copago de los pensionistas en teoría tiene unos topes según la cuantía de las rentas, pero de hecho todos tendrán que pagar el 10% y luego reclamar la devolución que se les deba.
  4. Se anuncia un nuevo medicamentado con exclusión de la financiación pública de aquellos medicamentos para los que hay una alternativa comercial, es decir los analgésicos y antiulcerosos, que tendrán que ser pagados al 100% por todo el mundo (activos y pensionistas).
En resumen se trata de una verdadera contrarreforma sanitaria que cambia el modelo, que pone muy serios obstáculos para la atención sanitaria a un grupo importante de población y que avanza hacia un modelo de seguros privados para los ricos, un sistema de seguridad social para los trabajadores y la beneficencia para el resto. Un gran retroceso para la Sanidad Pública que generara desigualdad y problemas serios de salud .



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario