lunes, 26 de mayo de 2014

LA POBREZA

Se denomina pobreza a la forma de vida causada por la carencia de acceso a los recursos para satisfacer las necesidades básicas de todo ser humano, causando así un desgaste tanto en el nivel como la calidad de vida de las personas.

Se dice pobre a la persona que tiene ingresos inferiores a 1,25 dolares por día, en mi opinión, cantidad con la que se presenta imposible el hecho de vivir dignamente. Por lo cual creo que el número de personas pobres es bastante más elevado del que esta clasificado como tal. De acuerdo con las cifras propuestas por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo más de mil millones de seres humanos viven con menos de un dólar por día, 2.800 millones de personas, es decir, cerca de la mitad de la población mundial vive con menos de 2 dólares por día, y más de mil millones de personas no tienen acceso al agua potable. Al tener constancia de este tipo de datos no puedo evitar pensar en como es posible vivir, si al modo de vida de esta gente se le puede denominar vivir, con menos de un dólar (equivale a 0,73 euros) en una sociedad en la cual el precio de una barra de pan es superior a dicha cantidad.

Dejando el tema económico a un lado, la pobreza supone mucho más que una simple falta de ingresos. Las niñas y los niños que viven en la pobreza carecen de los recursos materiales, espirituales y emocionales necesarios para sobrevivir, desarrollarse y prosperar. Cuando las niñas y los niños están privados de estos derechos en sus primeros años de vida, el potencial para su desarrollo físico, intelectual y emocional queda limitado y a su vez muchos de ellos no tienen la oportunidad de crecer saludablemente y de recibir educación, ni de sentirse libres de problemas y seguros de sí mismos.



Pero lo peor de todo es que mientras una gran parte de la población mundial no tiene medios para poder vivir dignamente el 20% de la población mundial posee el 90% de las riquezas. Por lo tanto queda más que retratado que es necesario hacer algo ante esta triste e injusta situación.




Tenemos que tener en cuenta que ninguno de nosotros está libre de encontrarse en esta situación debido a los tiempos en los que nos esta tocando vivir. A todos nosotros nos gustaría recibir ayuda si nos encontráramos en dicha tesitura, por lo tanto, ahora somos nosotros quienes debemos implicarnos en esta lucha en la medida de lo posible. 


Irune Perez de Urabayen Solanas 1-I

No hay comentarios:

Publicar un comentario