viernes, 30 de mayo de 2014

TRUE DETECTIVE


Que HBO es sinónimo de calidad (Band of Brothers, Boardwalk Empire, Carnivàle, Deadwood, Juego de Tronos, Mad Men, The Wire, Los Soprano) es algo que ya sabíamos, pero con True Detective han conseguido ir más lejos. Con una valoración de media de 9,4 sobre 10 entre los 113.930 usuarios que han dejado su voto en la popular página web americana IMDb (www.imdb.com), es la serie revelación del año y probablemente la mejor en lo que va de siglo junto a las antes mencionadas Breaking Bad, The Wire y Los Soprano.

La serie sigue un formato antología, es decir, en cada temporada contará una historia diferente con un elenco de personajes (y actores) distintos.

La historia comienza en el año 1995, cuando a los detectives Martin “Marty” Hart (Woody Harrelson) y Rustin “Rust” Cohle (Matthew McConaughey) se les encarga la investigación del brutal asesinato de una mujer en el estado de Luisiana. Al llegar a la escena del crimen, los detectives se encuentran con un dantesco crimen ritual que todo indica que ha sido obra de un asesino en serie o alguna secta satánica. La mujer, en medio de una plantación de caña de azúcar, está de rodillas contra un árbol, desnuda, atada de pies y manos y tiene unos cuernos de venado en la cabeza.

Rust Cohle (al fondo) y Marty Hart en la primera escena
observando el cadáver de la víctima.
La primera conclusión a la que llega el detective Rust Cohle, tras echar un vistazo al cadáver y analizar varias partes del mismo (posee una gran capacidad de deducción y es un maestro interrogando a los sospechosos, como demuestra a lo largo de toda la serie), es que se trata de una prostituta. Y, efectivamente, habiéndosele realizado al cadáver la correspondiente autopsia, el médico forense les confirma en una carta que la mujer era prostituta. Así pues, Rust y Marty acuden a varios prostíbulos y polígonos cercanos a la zona para interrogar a posibles testigos y proceder a la identificación de la mujer. En uno de los polígonos a los que acuden, una mujer asegura saber quién es la víctima del asesinato y les da información sobre ella. Investigando en su pasado, pronto descubren una conexión con la desaparición de una niña en la misma zona unos años antes, y comparando ambos casos llegan a la conclusión de que es un asesino en serie el que está detrás de todo.

La serie está narrada en dos líneas temporales paralelas. Por un lado y comenzando en el año 1995, nos cuenta la investigación y la caza del asesino, que dura varios años; y por otro, ya en la actualidad, nos encontramos con que Rust y Marty están siendo interrogados por otros dos agentes que, al parecer, han reabierto el caso. No contaré más detalles del transcurso de la historia para no ‘spoilear’ la serie a quien quiera verla.

La oscura historia mezcla la investigación de los asesinatos y la persecución del asesino con la vida personal de los detectives, explotando las (notables) diferencias entre ellos. Hart es un padre de familia, conservador y profundamente religioso (es católico practicante), aunque muy mujeriego. Lleva toda la vida viviendo en Luisiana y su ideología y forma de ser está en perfecta consonancia con la del resto de habitantes de la región. Por el contrario, Rust es un hombre que ha llegado recientemente de Texas, donde también trabajó como policía (de narcóticos). Es un hombre solitario (vive en una casa sin amueblar), arrastra una larga depresión por el fallecimiento de su hija de 2 años y tiene dotes de filósofo. Él se define a sí mismo como “un realista”, aunque, añade, “en términos filosóficos podría considerárseme un pesimista”.

Los detectives, ya retirados en la "actualidad", siendo interrogados por
el mismo departamento de la policía al que pertenecieron varios años atrás.
Dejando de lado la historia y los personajes, hay que decir que en el aspecto técnico True Detective también es una maravilla. Una cuidada y muy bien medida fotografía, una magistral ambientación con una atmósfera asfixiante a la par que absorbente, una oscura pero genial mezcla de drama, cine negro, suspense y thriller y por supuesto unas sublimes interpretaciones de los dos principales actores, Matthew McConaughey y Woody Harrelson, hacen de True Detective un delicioso cóctel que el espectador no puede hacer más que disfrutar y saborear en las 8 horas que dura la primera y hasta el momento única temporada que se ha rodado.
Ibai Z. | 1. I

No hay comentarios:

Publicar un comentario