miércoles, 4 de junio de 2014

LAS ENERGÍAS RENOVABLES

   Las energías renovables son aquellas que tienen su origen en la naturaleza y cuyo uso no produce ningún tipo de contaminación; como podrían ser los gases de CO2, que producen el llamado efecto invernadero.

   Las energías primarias (el petróleo, carbón y el gas natural) son fuentes de energía de la que se consigue una gran cantidad de electricidad y un buen rendimiento, pero son energías que se conocen como “energías no-renovables”, ya que son fuentes susceptibles de agotamiento y que además dañan el medio ambiente.

   Este tipo de energías no-renovables son las causantes del ya mencionado efecto invernadero; ya que los gases de CO2 que emiten se dirigen directamente a nuestra atmósfera.

   Esta atmósfera hace la función de un invernadero, dejando que la radiación solar llegue a la Tierra pero no rebote y vuelva al espacio. Pero los gases como el dióxido de carbono o el metano aumentan el grosor de la atmósfera y almacenan más radiación solar de lo debido. De ese modo, la temperatura de la Tierra comienza a subir y se crea el mundialmente conocido cambio climático, ya que el calor altera las condiciones terrestres. Uno de los peligros mas graves sería el deshielo de los glaciares.


   Para que estos gases no produzcan este efecto, la solución mas efectiva es dejar de producirlos o disminuir su uso, y para ello debemos sustituir las energías primarias por las energías renovables o también conocidas como las energías del futuro.

   Las energías renovables son aquellas que producen electricidad a partir del sol, el viento y el agua. Son fuentes inagotables que no producen ningún tipo de contaminación ambiental, pero que todavía presentan grandes dificultades de almacenamiento y  son menos eficientes, ya que producen una cantidad inferior de energía que las primarias.

  Debido a el gran problema que es el cambio climático, en los próximos 15 años, las inversiones en energías renovables se triplicaran alcanzando los 630 millones de euros de inversión en 2030.

  Una de las opciones que existe para crear energía fácil y económica es la energía nuclear. Esta energía no necesita ningún tipo de recurso no-renovable como serían el carbón o el gas para poder crear energía, sino que a través de una reacción nuclear (un proceso de fisión del núcleo en algunos de los isótopos que contiene el uranio) se consigue el calor suficiente como para crear  entre 900 y 1800 MW que equivale a la energía producida por mil molinos de aire al mismo tiempo.

   Este tipo de energía no produce ningún tipo de contaminación, pero el uranio es un material con alto nivel de radiación, y eso es un gran problema a la hora de construir una central cerca de zonas pobladas, ya que la radiación del uranio puede producir enfermedades como el cáncer o deformaciones corporales.

                                                                                                               Josu Garatea, 1.H

No hay comentarios:

Publicar un comentario