miércoles, 12 de noviembre de 2014

EL ABORTO

El aborto es la interrupción y finalización prematura del embarazo. Hay muchos tipos de aborto, pero los principales son el aborto inducido, el cual es provocado, y el aborto espontáneo, el cual ocurre de manera natural. 

Dentro del aborto inducido podemos encontrar diferentes tratamientos por diferentes razones para abortar. Por una parte, está el aborto terapéutico. En este, se recurre al aborto en el caso de que el feto tenga algún problema de salud o alguna enfermedad. Otras justificaciones para llevar a cabo el aborto serian un alto riesgo para la madre, la cual podría perder la vida dando a luz. Por otra parte, para salvar la salud física y mental de esta. Otra razón es el riesgo del nacimiento de un niño con una enfermedad congénita o genética grave, que ponen en peligro su vida. Otra razón, pero menos habitual, es la reducción de fetos cuando un embarazo es múltiple. Por último, sería poner la vida del hijo en peligro. Se podría decir que este aborto es justificado por razones médicas. 
Por otra parte, está el aborto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE). En esta, la principal razón para el aborto es la decisión de la madre de perder el feto. Se puede hacer legal o ilegalmente, y con asistencia medica o sin ella. En el caso de ser un aborto con las medidas sanitarias adecuadas, no habrá ninguna complicación, en este se da el caso de ser un aborto quirúrgico, el cual se hace en un hospital. En el caso de ser un aborto provocado por la madre, las posibilidades de que salga bien serán muy reducidas. Hay también otras formas de provocarlo, sin el método quirúrgico, las cuales son tomando una clase de medicamentos especializados para el aborto.

El aborto espontáneo, es el aborto que se causa de manera natural por diferentes razones. Hay muchas causas para perder el feto, pero una de las más comunes sería por enfermedades congénitas o genéticas. Por otra parte, otra causa serían las malas costumbres durante el embarazo, las cuales podrían acabar con la vida del feto, por ejemplo el exceso de tabaco, alcohol o drogas. Antes de que este aborto se de, la madre suele sufrir síntomas como el dolor abdominal o la hemorragia vaginal. Después de que la madre haya perdido el feto, existen tratamientos como la abstinencia sexual o reposar. Sin embargo, no esta demostrado que estos tratamientos sean totalmente efectivos. 

Sin duda, el aborto es un tema polémico, ya que muchas religiones y culturas lo prohíben. El aborto es aceptado en 55 países, sin embargo la ley pone condiciones, por ejemplo los períodos de espera, requisitos de consentimiento, y restricciones en torno a dónde y quién practicaría el aborto.

Paula Lisarri, 1º Bach. J 

No hay comentarios:

Publicar un comentario