domingo, 16 de noviembre de 2014

¿Feminismo?


El feminismo, por definición, es un conjunto heterogéneo de ideologías y de movimientos políticos, culturales y económicos que tienen como objetivo la igualdad de derechos entre varones y mujeres, así como cuestionar la dominación y la violencia de los hombres sobre las mujeres y la asignación de roles sociales según el género.

¿Pero qué es lo que pasa? Que la gente olvida o confunde el significado de este concepto por varios motivos.

Uno es bastante común; confundir el feminismo con el hembrismo, es decir, lo contrario al machismo, pero no lo que combate la desigualdad; solamente la transforma, y discrimina y desprecia a los hombres.

No digo que la gente confunda las palabras, porque seguramente tengan muy claro el significado de cada una, pero sí que mezclan los conceptos. Personas que se hacen llamar feministas, simplemente no lo son. Han llevado a tal extremo esta ideología igualitaria que han acabado por convertirlo en algo malo. Contra lo que luchaban al principio es lo que acaban haciendo; discriminación sexista.

¿Y que pasa con esa gente? Que difunden una idea errónea del feminismo y que los que no están lo suficientemente informados sobre el tema acaban pensando, por decirlo de alguna manera, que el feminismo es algo malo.

También algunas personas piensan que ser hembrista no es tan malo (si lo esconden bajo el término de feminista), porque después de todo el machismo que se ha sufrido a lo largo de la historia y del que se sigue sufriendo, es una manera de contraatacar y de venganza. Pero como ya se sabe, no hagas lo que no te gusta que te hagan. No hay que olvidar nunca que el objetivo es la igualdad, y que ningún sexo es mejor que otro. El machismo no se combate con venganza, hay que ir un paso por delante, y no rebajarse a su nivel.

Otro motivo de las confusiones con el feminismo es pensar que solo es cosa de mujeres.  Ya sé que esto se dice mucho  y que algunas/os dirán: "Está claro que no, ahora todo el mundo sabe que es una ideología compartida". Y vale, a veces es así, porque es un tema bastante frecuente y la gente está más informada, pero parece que a algunos no les entra del todo en la cabeza. Y aunque parezca mentira el pensamiento de que ser feminista te hace menos hombre está demasiado esparcido. Otro ejemplo son los comentarios del tipo "si las mujeres quieren sus derechos, que luchen ellas, que son las que los quieren.". Vergonzoso. Parece que es broma pero muchos lo piensan de verdad.

En mi opinión, otro gran problema es el de asignar roles sociales a cada sexo. Pero también hay que saber diferenciar entre estos roles y que las mujeres y los hombres seamos muy diferentes dentro de la igualdad, ya que  existen otros factores, como los biológicos. Yo creo que cosas como las hormonas o la testosterona son muy importantes, ya que causan que muchas veces nos gusten cosas diferentes. Lo que pasa es que en otras ocasiones, no es esto lo que condiciona las decisiones de cada uno, sino la sociedad. Por ejemplo ser madre, algo que la gente ve esencial en una mujer. Muchas mujeres estarán deseándolo y les encantará la idea de formar una familia. ¿Y las que no? Raro. Morirán solas. No es una buena vida. No saben lo que se pierden, con lo bonito que es ser madre...

A ver, la gran mayoría de veces ser madre te obliga a renunciar a muchas cosas y a asumir muchas otras, y no todas las mujeres están dispuestas, cosa que no debería verse como esta visto. Se puede llegar a pensar que esta es una decisión egoísta, pero cada una elige la vida que quiere llevar, y a lo mejor no es la de pasártela trabajando para tus hijos y cuidando de ellos junto a tu marido, tu mujer, o lo que sea. Y es que los humanos no se van a extinguir por el hecho de que las mujeres que lo deseen descarten la maternidad.

Este es un ejemplo de los roles sociales que se suelen asignar, y lo peor es que de algunos ni siquiera nos damos cuenta, porque todo el mundo está ya demasiado acostumbrado a ellos. Pero volviendo al tema de antes, no hay que olvidar que a veces las mujeres (por ejemplo) son mas tranquilas que los hombres, o más románticas, pero no siempre por culpa de la sociedad.

Otro caso que me parece verdaderamente impactante es el sexismo que se ve en televisión, en los anuncios por ejemplo, dando a entender que las mujeres son las que siempre quieren estar divinas, o las que tienen que fregar, cocinar, limpiar... Y a la hora de vender algún producto para facilitar estas tareas, intentan vendérselo a las mujeres, que en teoría son las que lo van a comprar, porque son ellas las que realizan estas acciones. Aquí un par de ejemplos que insinúan que las mujeres necesitamos mil y un productos para estar lo que algunos llaman "perfecta" y que, como en muchos otros, muestra a las mujeres como las que tenemos que fregar, y dar nuestra aprobación de si está lo suficientemente limpio.

Podría estar todo el día hablando sobre esto, porque sobre este tema hay mucho que hablar y aclarar, pero ya sería demasiado para una sola entrada.

Leire Valencia 1º J

No hay comentarios:

Publicar un comentario