jueves, 13 de noviembre de 2014

JUEGO DE TRONOS

Una de las diferentes portadas de la novela
Pocos son los que no han escuchado hablar de esta obra, ya sea por su extensa saga de novelas aún sin finalizar o por su adaptación al mundo de la televisión. Y es que entre todas las sagas de fantasía y ficción que últimamente se están escribiendo y llegan a conseguir un gran éxito, Canción de Hielo y Fuego no es “una más”. Su éxito ha alcanzado límites inimaginables en su día para su autor, el estadounidense George R. R. Martin.

La primera obra de esta saga, Juego de Tronos, te atrapa desde su prólogo, con el episodio de los miembros de lo que después conocemos como La Guardia de la Noche, hasta su capítulo final con Daenerys Targaryen, la princesa de los dragones. En el momento en el que lees la última frase de esta extensa y densa novela de 832 páginas, solo piensas en continuar leyendo para saber cómo continuará.

A pesar de su densidad, la forma de organización de los capítulos es un punto a su favor, ya que cada capítulo sigue a un personaje y esta estructura te da la oportunidad de seguir los pasos de todos los personajes principales y ver los acontecimientos desde puntos de vista diferentes. Si es verdad que la novela está narrada en 3ª persona, pero el narrador es omnisciente por lo que sabemos en todo momento lo que pasa por la cabeza de los personajes.

Algo que de verdad me ha encantado y lo que veo como el punto más fuerte de Juego de Tronos, son sus personajes y la forma de desarrollarlos. Además de ser muy numerosos (debido a que el reino de Poniente es muy extenso y está formado por muchísimas casas o  familias), todos están desarrollados de forma diferente y hasta el personaje más secundario tiene algo especial. No encontramos ningún personaje simple como en muchas novelas de este género. Personajes como el de Tyrion Lannister, el ingenioso enano y uno de los mejores personajes en mi opinión (si no el mejor), dejan esto claro como el agua.

Escudos de las principales casas
La trama, por supuesto, no carece de importancia. Cabe decir que la enrevesada historia que protagonizan las principales casas (Lannister, Baratheon, Stark y Targaryen) requiere toda tu atención a la hora de leer. Son mezclados elementos de cualquier novela histórica como pueden ser reyes, reinos y batallas, con elementos de fantasía como dragones, seres malignos o gigantes. Visto de esta manera, nos puede parecer una novela fantasiosa como otra cualquiera; dragones, príncipes, princesas, bosques misteriosos y un reino inventado. Pero lo que el autor nos propone no es simplemente eso. No nos narra las hazañas de valientes hombres luchando por su pueblo o por su libertad, o la lucha de un individuo por el amor de una princesa del reino enemigo; nos propone una historia con acontecimientos inesperados y llena de emociones fuertes que, casi seguro, te engancharán.

Mapa del reino de Poniente
Ningún tema a tratar supone pegas para el autor; la traición, el odio, el ansia de poder y el incesto, entre otros, son asuntos con bastante fuerza en esta novela. Por esta razón y por las descripciones detalladas de situaciones que pueden impactar (como puede ser un asesinato en batalla o una escena sexual) resulta una novela bastante explícita y no es recomendable que niños la lean.

En conclusión, me parece una gran obra para la que se necesita una gran imaginación y una capacidad inmensa de sumergir al lector en la historia. Animo a la gente a que lea esta novela, y sobretodo a los amantes de la fantasía, ya que creo que no os defraudará.


                                                            Irati Álvarez 1.I



No hay comentarios:

Publicar un comentario