jueves, 13 de noviembre de 2014

La otra cara del futbol



El dinero que cobran algunos deportistas de élite es abusivo y no se lo merecen. No me parece correcto que por jugar a algo tengan que pagarles y menos semejante cifra.
Todos los deportistas de élite cobran un sueldo impresionante, por ejemplo Fernando Alonso, corredor español de automovilismo, este último año ha recibido 22 millones de euros brutos anuales. Pero, donde más dinero se maneja es en el fútbol, deporte en el que me voy a centrar.   Los dos futbolistas que más dinero ganan son Cristiano Ronaldo y Messi, este año han cobrado 18 y 13 millones de euros netos. ¿Lo veis normal? Yo no. Me parece indecente que una persona por pegarle patadas a un balón cobre todo eso.


No solo los futbolistas más famosos cobran tanto dinero, cualquier jugador de la Liga BBVA tiene que cobrar mínimo 120.000 euros brutos anuales porque así lo dice la LFP (Liga de Fútbol Profesional). Lo peor es que cualquier otra persona, por ejemplo un bombero, que se arriesga diariamente su vida por los demás cobra 2.500 euros brutos mensuales, mínimo 4 veces menos que un jugador de fútbol. No lo entiendo.


Aun así yo creo que la culpa no es de los futbolistas, la culpa es de los aficionados, de toda aquella persona que le gusta el fútbol y que va partido a partido a ver a su equipo pagando x dinero por ello o que compra la camiseta de su jugador favorito por 70 euros. Ellos son los que hacen que se maneje tanto dinero en el fútbol, un ejemplo claro ha sido el del nuevo fichaje de James Rodríguez, el Real Madrid ha pagado por él 60 millones de euros a su anterior equipo y en un mes ya han amortizado todo ese dinero solamente vendiendo su camiseta. Sí, lo habéis oído bien, en un mes los aficionados madridistas se han gastado sesenta millones de euros en la camiseta de un solo jugador. Impresionante.
Yo soy de esas personas que quiere que los futbolistas no cobren nada por jugar a su querido deporte o que no cobren lo suficiente como para tener la vida solucionada. No se lo merecen. Somos nosotros quienes les estamos dando ese dinero sin darnos cuenta porque cualquier persona si se para a pensar se da cuenta de que el fútbol no es un deporte es una especie de droga para todos los aficionados, que se gastan mucho dinero en unas personas que ni conocen y que no pueden dejar de ver fútbol.
 Por eso yo no culpo a los futbolistas, porque somos nosotros los que estamos drogados, ellos solamente se están aprovechando de nosotros, como cualquier otra persona lo haría.

 Si queréis ver un pensamiento crítico semejante al mío sobre el mundial de fútbol pincha aquí.

                                                                                                                                                                Iñaki Oloriz Lara 1 Bach. H

         

No hay comentarios:

Publicar un comentario