lunes, 1 de diciembre de 2014

American Way of Life

   En nuestra vida existen modas y tradiciones supuestamente relacionadas con nuestra cultura. Pero aunque esta afirmación pueda parecer una obviedad, ¿realmente es así? Para responder a esta pregunta deberíamos fijarnos en muchas de las fiestas que celebramos. En el mes de octubre millones niños en el mundo y miles en España se disfrazan para celebrar el famoso Halloween. El origen de esta celebración es mexicano, pero hoy en día se aleja mucho de la tradición originaria, ya que los americanos lo cambiaron a su gusto. Cada navidad nos visita Santa Claus arrinconando a Olentzero y a los Reyes Magos. Si acudimos a un espectáculo deportivo, podremos observar que, siguiendo las costumbres americanas, cada vez adquiere más importancia el espectáculo sobre la parte estrictamente deportiva,  con sus mascotas, cheerleaders, etc.

   El modo de vida americana, también conocida como "American Way of Life", se aprecia día a día en nuestra vida. La cultura americana es tan habitual que muchas veces llevamos símbolos e iconos de origen estadounidense sin darnos cuenta. Lo más lamentable es que aunque seamos conscientes de esta situación y estemos completamente en contra, seguimos las modas americanas, sin pensar dos veces las consecuencias que puede traernos este hecho, que no es otra que la pérdida de nuestra propia identidad cultural.

   Hace tiempo los valores y la herencia cultural se trasmitía a través de ciertas instituciones como la familia, los amigos, la escuela, la iglesia… Pero hoy en día vivimos en un mundo globalizado y la cultura, así como los valores morales, se adquieren a través de los medios de comunicación y de las nuevas tecnologías, lo que hace que nuestros valores sean más uniformes. Estos medios de comunicación están, sobre todo, en manos de Estados Unidos, por lo que ellos imponen de manera implícita sus valores. Casi todas las películas más taquilleras están realizadas en Hollywood y con ellas, desde niños aprendemos y alabamos costumbres americanas.

   Los restaurantes de comida rápida en los últimos años se han multiplicado en todo el mundo y concretamente en Euskal Herria, con una larga e importante tradición gastronómica. ¿Quién no ha comido alguna vez en un Mc Donald’s?

   En mi opinión, el imperialismo cultural norteamericano tiene dos objetivos, por un lado tiene un carácter económico y por otro político: capturar nuevos productos para su mercado y de modo implícito dominar el mundo. Esta conquista cultural americana en un futuro no muy lejano puede traernos varios problemas y en el caso más extremo, puede llevar a la desaparición de nuestra cultura y por tanto de nuestra identidad. 

Ainara López Garralda 1.H

No hay comentarios:

Publicar un comentario