domingo, 7 de diciembre de 2014

EL ALGODÓN

   El algodón es una planta fibrosa, que pertenece a la familia de las malváceas, genero Gossypium. Las fibras suaves que envuelven sus semillas son las más importantes entre las naturales. Dichas semillas, contienen un aceite comestible  y  encima,  se pueden utilizar como fertilizante.

   ORIGEN: Se cree que el   algodón proviene de América latina, África tropical y del sur de Asia, concretamente India. Allí se han encontrado distintos restos  de tejidos de algodón que se remontan a unos 3000 años a. C. Los primeros europeos que visitaron el sur de Asia hablaron a su regreso de extraños “corderos vegetales” que crecían en los árboles. Más tarde, ya en el año 800 los mercaderes introdujeron el algodón en Europa. Pero, en España no se  formalizo su cultivo hasta la llegada  de los árabes en el siglo VIII.

   DESCRIPCIÓN: La altura media de estas plantas oscila de 60 centímetros hasta 150 centímetros. De su tronco crecen ramas que se cubren de hojas que normalmente tienen 3 o 4 lóbulos aunque en algunos casos hasta 5. Sus flores son blanco-amarillentas aunque al principio pueden ser un poco rosadas. El fruto, llamado cápsula  es de forma y tamaño variable que contiene semillas con abundante pelusa, más o menos fibrosa. Por el momento, hay registradas 20 especies diferentes de algodón algunas dotadas de 26 pares de cromosomas como  G. hirsutum y G. barbadense. Sin embargo, otras tienen únicamente 13 pares de cromosomas, entre las más importantes se encuentran  G. arboreum y G. herbaceum.

   CULTIVO: El algodón se cultiva en zonas donde las temperaturas estivales sean superiores a los 25 grados centígrados , no se produzcan numerosas heladas y abunden la humedad y sobretodo el sol. Las  temperaturas suaves de primavera y los frecuentes aguaceros favorecen enormemente el crecimiento de la planta. Durante el verano requiere humedad sin exceso, temperaturas altas y abundante exposición al sol. En el otoño, un tiempo frío y seco contribuirá a madurar la cosecha. Gracias a los nuevos sistemas de riego, se ha extendido el cultivo a otros países de lluvia insuficiente. El terreno ideal, ha de ser fértil, bien aireado, rico en ácido fosfórico y humedad. El algodón puede cultivarse en rotación con otras plantas, ya  que no agota el suelo excesivamente. Es recomendable, la rotación  con legumbres, ya que estas proporcionan nitrógeno al suelo y corrigen las enfermedades causadas por los insectos.

   ENFERMEDADES Y PLAGAS: Las plantas productoras de algodón se ven expuestas a numerosas enfermedades, que pueden producirse debido a la meteorología, plagas de insectos o imperfecciones de cultivo. Estas enfermedades (antracnosis, bacteriosis, fusariosis) producen perdidas enormes.

   El llamado algodón Bt es un organismo genéticamente modificado, resistente al ataque de insectos que perforan sus tallos y devoran sus hojas. Hay quienes defienden la utilización de esta planta y quienes no debido a que es una planta transgénica.


    Los campos de algodón, se ven invadidos por nada menos que unas 700 especies de insectos característicos. Las plagas más dañinas son las del picudo del algodón, la oruga del algodón, la oruga de la hoja, el ácaro o arañuela roja, la oruga de los yuyos, etc.

                                                                                                       Andoni Ibero 1º I

No hay comentarios:

Publicar un comentario