viernes, 27 de marzo de 2015

Fahrenheit 451



Portada del libro


Fahrenheit 451, en referencia a la temperatura a la que arde el papel, nos presenta una distopía dónde los bomberos, en vez de apagar incendios, queman libros. Leer esta prohibido, y tampoco parece que interese a la gente; las casas son ignífugas para que los bomberos puedan hacer fácilmente su trabajo; los textos escritos se han sustituido por imágenes y vídeos, y la gente tiene como objetivo y norma ser feliz. Supuestamente los libros se prohibieron para que no creasen diferencia y no hiciesen pensar a la gente (porque eso traía infelicidad). Los ciudadanos viven aislados de los demás sin fijarse en sus vecinos, en sus compañeros de clase... y entreteniéndose con programas de radio o televisión para no tener que preocuparse por nada. Sin embargo todo no es perfecto: El país está en guerra pero a nadie parece importarle o no se han dado cuenta. Cuando alguien muere, los de su entorno deciden olvidarle rápidamente y eso sucede a menudo porque la gente se suicida o vive temerariamente para sentir emoción.


La novela nos presenta a Guy Montang, un bombero que disfruta de su trabajo: Le gusta el fuego, el olor a petróleo y ver objetos quemarse. Vive con su mujer Mildred quien hace más caso a las "familias" de sus programas favoritos que a él y afirma ser muy feliz así. Lleva una vida bastante rutinaria hasta que un día volviendo del trabajo se junta con su vecina Clarisse y se hace su amigo. Clarisse empieza a hablar con Montang  y le cuenta que tiene 17 años y le gusta observar a la gente y las cosas. Eso extraña al protagonista porque es algo impensable en esa sociedad. Luego le pregunta a Montang sobre su trabajo y su vida. A partir de ahí Montang irá reflexionando sobre su vida, la sociedad en la que vive, su mujer, su trabajo... y decidirá que tiene que hacer algo por su cuenta para encontrar respuestas.



Ray Bradbury


El libro fue escrito por Ray Bradbury (1920-2012). Este escritor estadounidense es también conocido por obras como Crónicas marcianas (1950), El hombre ilustrado (1951) o El árbol de las brujas (1972). Escribía principalmente novelas de misterios fantásticos e historias de terror o ciencia ficción. Pero también escribió poemas, ensayos y guiones televisivos. La novela fue publicada en el año 1953 en la llamada época plateada de la ciencia-ficción. Por los temas que plantea, hoy en día, es considerada un clásico.


Esta obra tuvo una adaptación cinematográfica dirigida por François Truffaut y con Oskar Werner, Julie Christie, y Cyril Cusack como protagonistas. La película tiene un enfoque un poco diferente al libro ya que el estilo del director era la Nouvelle vague Francesa. Aunque la película tiene varios cambios argumentales, mantiene el mensaje principal de la novela.

Oskar Werner y Julie Christie como Montang y Clarisse
El libro está dividido en tres partes: "Era estupendo quemar", "La criba y la arena" y "Fuego vivo". Es bastante corto y tiene un ritmo muy rápido por lo que es muy fácil de leer. Es interesante cómo al autor entrevió el futuro, pues el libro está escrito hace mas de 60 años pero se podría fácilmente considerar una crítica a nuestra sociedad actual. Y también es interesante el análisis que hace sobre el control de la población y los gobernantes: Cómo los que gobernaban querían una población sin cultura y sin conocimientos, fácilmente maleable y que votase frívolamente, por ejemplo, al mandatario que considerasen más guapo, como ocurre en la novela. También, en una sociedad caracterizada por la incultura los que tenían el poder eran los que tenían mas conocimiento. Es el caso de Beatty, que es el capitán del cuartel de bomberos y está completamente a favor de la quema de libros. Sin embargo es el personaje que más sabe sobre la historia y los libros que quema. 

Me ha gustado mucho esta novela por la crítica que hace, la evolución de los hechos y el final bastante sorprendente. Me parece muy recomendable.
 
Cyril Cusack como Beatty junto con Montang
 Amaia Gonzaga 1º Bach. I

No hay comentarios:

Publicar un comentario