miércoles, 25 de marzo de 2015

La contaminación

¿Qué es la contaminación?

La contaminación es la presencia de cualquier agente químico, físico o biológico en el ambiente. Estos agentes son nocivos para la salud y el bienestar de la población, de la fauna y de la flora.
Debido al crecimiento de la población humana, la demanda de alimentos y necesidades básicas para la vida aumenta.  El cada vez mayor consumo de productos y desechos provocados por el ser humano, genera sustancias tóxicas.

Este desarrollo continuo ha provocado que regiones enteras en zonas tropicales hayan sufrido la desertificación, la extinción de especies animales y vegetales y graves inundaciones que arruinan cada año las cosechas de las zonas más pobres del planeta.

Los grupos más vulnerables frente a la contaminación son los niños, las mujeres embarazadas, las personas con dificultades respiratorias y los ancianos con enfermedades crónicas. Otro grupo en peligro, al que la contaminación atmosférica puede causar problemas, es el de los que trabajan al exterior o en lugares donde se exponen continuamente a emisiones contaminantes.

Tipos de contaminación

Según los agentes contaminantes o el medio afectado se distinguen los siguientes tipos de contaminación:

- Contaminación atmosférica: Es producto de las emisiones de gases tóxicos a la atmósfera. Los gases tóxicos más comunes del aire son el monóxido de carbono, el dióxido de azufre, los clorofluorocarbonos y los óxidos de nitrógeno. Estos son mayormente producidos por la industria y por los gases producidos en la combustión de los vehículos.

- Contaminación del Agua: Consiste en la liberación de residuos y contaminantes a ríos, mares o lagos, como los vertidos de industrias y las aguas servidas.

- Contaminación radiactiva: Es causa de la dispersión de materiales radiactivos. Puede ser por graves desperfectos en plantas nucleares, por investigaciones en bombas nucleares y por la manufactura y uso de materiales radioactivos.

- Contaminación del suelo: Se crea por la presencia de desechos en el suelo liberados por un derrame o por filtraciones sobre y bajo la tierra.

- Contaminación sonora: Se produce por la presencia de altos decibelios en un lugar concreto.

- Contaminación térmica: Se da por la emisión de fluidos a alta temperatura, como puede ser el uso de agua como refrigerante para plantas de energía nuclear.

- Contaminación electromagnética: Se produce por las radiaciones del espectro electromagnético  generadas por elementos producto de la actividad humana y que perjudican a los seres vivos.

Efectos de la contaminación

La contaminación ha provocado daños en el aire que respiramos, en el ecosistema, en la vida del hombre y en la de los animales y plantas.


La contaminación del aire es una de las principales causas del calentamiento global. El CO2 que nosotros producimos a través de industrias, coches, etc. es uno de los gases más contaminantes del aire. El calentamiento de la atmósfera provoca que vivamos un clima extremo y seamos testigos de cada vez más inundaciones, huracanes, sequías y del aumento del mar.

La contaminación atmosférica en la vida del hombre afecta provocando enfermedades como pueden ser las enfermedades respiratorias (neumonía, bronquitis, asma…) y las virales (fiebre amarilla, hepatitis, dengue…). En el caso de los motores diesel de los coches, éstos son causa de las enfermedades del sistema circulatorio. Otras contaminaciones también provocan enfermedades en el ser humano como pueden ser la contaminación radiactiva y la contaminación del agua. La radiactiva provoca mareos, vómitos, pérdida del cabello y puede ser un factor causante de cáncer y la contaminación del agua hace que la falta de agua potable provoque la muerte de millones de personas al año en el mundo.

Muchas especies de animales están en peligro de extinción por la contaminación y es el grupo contaminado que más está sufriendo este problema. La contaminación acústica en el mar y en los océanos ha afectado a la salud y al comportamiento de numerosas especies submarinas.  La contaminación química también ha influido negativamente en la vida marina, se han encontrado sustancias como el mercurio, el cobre y el plomo en especies acuáticas.

La polución afecta a las plantas, de manera que éstas dejan de crecer y esto está provocando la desaparición de muchas especies de la flora. La escasez de lluvias, debido al cambio climático, y la contaminación del agua, el suelo y el aire han llevado a la desertificación, perjudicando así a las cosechas de los agricultores y a la vegetación en general.

Soluciones a la contaminación

El Estado y las instituciones tienen que poner soluciones para arreglar este problema que todos estamos sufriendo. Pero la colaboración ciudadana es fundamental para poner fin a este problema ambiental.

Como posibles soluciones para reducir la contaminación se recomienda, entre otros, usar energías alternativas como la solar o la eólica, ahorrar agua y utilizar métodos para reutilizarla, no abusar de fertilizantes y pesticidas en cultivos y cosechas, reforestar y reciclar en la medida de lo posible.


Irati Andueza, 1º H

No hay comentarios:

Publicar un comentario