sábado, 7 de marzo de 2015

Ser joven no es delito
En la vida del ser humano hay un período en el que todo juega en su contra y es la juventud.
En la infancia todo está permitido, la sociedad protege de forma institucional y social a los pequeños. En la vejez está reconocido el respeto a los mayores y su merecido descanso. En la madurez está el momento de las decisiones serias, de tener un pensamiento ya fijado. En la madurez los políticos gobiernan la sociedad, los padres y madres las familias, los profesores los institutos y colegios.
Pero en la juventud todo es un problema. Los jóvenes son vistos como una amenaza. Sólo son envidiados por su edad pero son siempre criticados porque sus ideas y sus actos son irresponsables.
En multitud de ocasiones la policía cachea y hace apuntar los datos de los jóvenes cuando van por la calle sin tener razones para ello, pocas veces les abra ocurrido esto a personas mayores.
También están los jóvenes que molestan a los vecinos porque gritan en los portales o en las aceras y los vecinos llaman a la policía rápidamente sin recordar que ellos fueron jóvenes o que un día ellos tuvieron hijos jóvenes y no les preocupó que molestasen a otros vecinos.

Todos hemos sido, somos o seremos jóvenes pero parece que no se dan cuenta.

Mikel Gracia Esparza      1º H

No hay comentarios:

Publicar un comentario