lunes, 8 de junio de 2015

¿Nutrición o moda?

¿Nutrición o moda?

El pasado 3 de junio de 2015 se publicó un artículo en la página online de Gastronomia & Cia, que se dedica a dar información, noticias y consejos sobe cocina y otras actividades. En la pasada noticia los responsables de esta página web hablan sobre los futuros galardonados en los Premios Nacionales de gastronomía 2014, que serán entregados el próximo 8 de junio por mano de la Real Academia de Gastronomía.

En esta noticia se desvelan algunos de los galardonados con el premio ya que habían sido seleccionados antes de revelar la lista completa. Entre ellos se encuentran el premio al “Mejor Jefe de Cocina” entregado a  María Marte del Restaurante El Club Allard de Madrid o el premio a la “Mejor Publicación” que es para el recetario  el Bulli 2005-2011 (editorial Phaidon).

Hoy en día se les da mucha importancia y reconocimientos a este tipo de galardones que como no, llevan mucho trabajo, dedicación y esfuerzo. Por ello estas personas son recompensadas con millones de euros y logros que como las revistas dicen se lo han ganado. Pero, ¿qué sucede con las miles de personas, entre ellas la gran parte niños, que mueren a diario por desnutrición? De ellos no se habla. De vez en cuando se les dedica algún que otro reportaje o noticia o incluso algún anuncio televisivo dirigido por bancos o alguna ONG que al poco tiempo todos olvidamos. Preferimos estar ciegos a ver la realidad.

Si se donara una ínfima parte de lo que se invierte anualmente en este tipo de premios y ceremonias muchas de estas personas podrían sobrevivir un día más y con ello comenzar una nueva etapa en la que no tendrían que preocuparse por pasar un día sin comer.

Es cierto, que todos los premios son merecidos y que algunos como el premio a “la personalidad de Gastronomía saludable” son premios que fomentan una dieta y unos hábitos alimenticios equilibrados, ya que se le otorga al presidente de la Fundación Española de la Nutrición Gregorio Varela. También hay que reconocer que este tipo de premios dan fiabilidad a fundaciones o asociaciones como la de Gregorio Varela. En cambio, no son necesarios tantos pitos y flautas para convencer a la población de que una dieta variada, basada en las frutas y verduras es la adecuada para la salud.

Se deberían dedicar menos esfuerzos en hacer saber a la población, que en general ya sabe, que es lo correcto respecto a los alimentos y predicar con el ejemplo, ayudando a familias tercermundistas y pobres. Porque realmente ellos son los que necesitan ayuda, enseñanzas y apoyo. No solo económico, sino moral. De hecho, ya hay  ciertas organizaciones que enseñan a familias sin recursos a valerse por si mismas, siendo capaces de cultivar sus propios alimentos.
Por otra parte, igual de importante es que no solo las instituciones responsables de estos premios, también las personas que acuden a estos restaurantes premiados apoyen la causa. Porque, ¿si son capace
s de pagar tales cantidades de dinero por una sola comida, no pueden dedicar una parte de ese mismo dinero a la nutrición de cientos de niños?


Simplemente es injusto que las personas sin recursos se tengan que limitar a un cuenco de arroz diario mientras la gente adinerada se llena la barriga de “aire de naranja” o “caviar de piquillos”.

Leire Extramiana 1.H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario