domingo, 7 de junio de 2015

Reseña: 17歳。("17 años")

Junko Furuta
Junko Furuta. A las personas que conozcan el caso de esta chica, el hecho de escuchar o leer su nombre les hará sentir un escalofrío, un sentimiento de empatía y absoluta tristeza.

Y, ¿qué le ocurrió?

El caso de Junko Furuta es, sin duda, uno de los casos de secuestro, tortura y asesinato más brutales de las últimas décadas para Japón y para todo el mundo. El 25 de noviembre de 1988 Junko fue secuestrada por estudiantes de su mismo colegio pertenecientes a la yakuza. Durante 40 días (hasta el 4 de enero del 1989, cuando murió) estuvo encerrada en casa de uno de sus secuestradores, y fue sometida a todo tipo de torturas (entre ellas, ser violada más de 400 veces y ser mantenida con cucarachas y orina). En esta web (en inglés), no apta para sensibles, se describe lo que pasó en sus 40 días de infierno. Para saber un poco más en castellano, visitad wikipedia.
Al final, utilizando como excusa que ella había perdido una partida de Mah-jongg que ni siquiera pudo jugar porque estaba agonizando, los cuatro torturadores la golpearon varias veces con una mancuerna de hierro y fue torturada hasta la muerte. El cadaver de la joven de 17 años fue encontrado en un tambor de cemento.

Hay numerosas referencias en el arte a este terrorífico caso. Se han rodado 2 películas: Concrete-Encased High School Girl Murder Case (El caso de asesinato de la chica de instituto cubierta de cemento) de 1995,  y  Concrete (Cemento), de 2004. Además, el grupo The GazettE compuso una canción queriendo describir los sentimientos que la chica pudo haber sentido, y el autor Seiji Fujii escribió una novela que Youji Kamata convirtió en manga en 2004.

Portadas de los 4 tomos de "17 años"
Yo hablaré concretamente de ese manga, que fue llamado en español "17 años".

La historia comienza desde el final, con uno de los involucrados en el caso. Hiroki, años después de lo ocurrido, pasa por el lugar de los hechos por motivos de trabajo, y comienza a recordar todo. El manga hace un salto 8 años atrás, y a partir de ese momento todo transcurre en orden. 


Hiroki y su amigo Takashi son 2 amigos de 17 años que viven en un barrio bastante problemático. Sufren acoso por parte de los matones de su escuela y su barrio, y se sienten débiles. Todo cambia cuando,  en uno de esos ataques, otros chicos les ayudan. Descubren que el líder de ese grupo es Miyamoto, un miembro muy importante de la yakuza. Casualmente Miyamoto es novio de la hermana de un compañero de clase de Hiroki, y por ello son invitados a cenar con la banda. A partir de ese momento, Hiroki y Takashi se van acercando cada vez más a Miyamoto y su grupo, y por una vez en la vida se empiezan a sentir superiores a los demás. 

Sin embargo, todo empieza a torcerse. Los crímenes que se ven obligados a cometer por miedo a Miyamoto son cada vez más graves. Takashi decide alejarse de ellos, pero a Hiroki le vence el miedo, y una noche se ve involucrado en el crimen que le impedirá vivir tranquilo por el resto de su vida. 

Una noche de "pálida luna", como la describe Hiroki, éste (aunque sin tener constancia de ello), Miyamoto  y el resto del grupo secuestran a una estudiante, Sachiko Oosawa, para violarla. En un momento dado, la libertad de Sachiko depende de una decisión de Hiroki. Desgraciadamente, por miedo una vez más, decide salvarse de la ira de Miyamoto y la chica es llevada a casa de uno de los secuestradores. Ahí comienza el infierno que ella sufrirá. 

En un principio, Hiroki piensa que esa misma noche liberarían a la chica, pero cuando vuelve a la casa, para su sorpresa,  la chica sigue ahí. 
Todo parece ir sobre ruedas y no sienten peligro de ser descubiertos, pero lo que no saben es que Maki, la hermana gemela de Sachiko, hará todo lo posible por encontrar a su querida hermana.


Sachiko y Maki
Este manga tiene bastantes diferencias con la realidad. Para empezar, en la historia real los secuestradores eran de la misma escuela que Junko. Además, Junko no tenía ninguna hermana gemela. Pero lo que más varía de todo es el final (tacho el final para las personas a las que les interese leerlo, para saber qué es lo que ocurre, seleccionar la parte tachada con el ratón). El manga tiene el final que la trágica historia de Junko debería haber tenido. Sachiko es salvada por su hermana, y los delincuentes reciben el castigo merecido.


Creo que el personaje de Maki es vital en esta historia, y le da muchísimo juego. El hecho de que Maki vaya a la misma escuela que Hiroki hace que éste las confunda, y supone para él una tortura mental. También son numerosos los encuentros entre éstos dos, y Hiroki se ve obligado a mentir a Maki ante muchas situaciones. Esto hace la obra mucho más interesante, y hace que quieras saber cómo sigue en todo momento.  A pesar de estar compuesta por 4 tomos de entre 200 y 250 páginas cada uno, no se hace para nada pesada. El estilo de dibujo es el típico que se utiliza en mangas del género dramático, nada muy destacable.

Los temas principales de la historia son la delincuencia juvenil y el crimen. Trata el tema de una forma muy explícita, ya que aparecen todos los crímenes que la banda comete (robos, asesinatos...) y todas las torturas que Sachiko sufre, aunque bastante suavizadas respecto a la realidad. Por todo esto, es una obra para adultos o adolescentes, nada recomendable para niños.

Al estar basada en hechos reales, te hace empatizar mucho más con todos los personajes, y te hace pensar en que estos crímenes realmente existen y ocurren, y en lo que pueden llegar a sufrir algunos jóvenes. Durante toda la obra Hiroki sufre situaciones que pensó que nunca viviría, y llega a hacer cosas que pensó que nunca haría. Normalmente este tipo de historias se viven solamente desde el punto de vista de la victima o de la persona que está intentando descubrir al culpable, pero "17 años" se vive desde el punto de vista tanto de Hiroki como de Sachiko y Maki, lo que te permite entender los actos de cada uno mucho mejor. El autor quiere hacer ver el sufrimiento de todos, incluido Hiroki, porque este tipo de situaciones son más frecuentes de lo que parece. Muchos jóvenes comienzan a ir con bandas como la de Miyamoto y al final se ven involucrados en crímenes que les costarán su vida. Quiere hacernos ver todos sus errores, pero a su vez quiere recalcar que en muchas ocasiones Hiroki y en general los jóvenes que hayan pasado por lo mismo no son más que una víctima más. Esto contrasta cuando lo vivimos desde el punto de vista de Maki o Sachiko y se observa todo lo que soportan, lo que vuelve a sumar culpabilidad a Hiroki.

En conclusión, me pareció un excelente manga que merece la pena por los temas que trata, la originalidad de los puntos de vista diferentes, y por lo rápido que se lee, aunque no recomendable para todo tipo de personas por la dureza de su lenguaje y contenido.


Manga: 17-sai (17 años)

Tomos: 4
Género: Drama, crimen
Nota: 9,5
Historia bastante fuerte sabiendo que está basada en un hecho real. El hecho de introducir a un personaje que no existe en la versión real como es su hermana gemela es un punto a favor a mi parecer, le da un toque interesante por el juego que da. Lo recomiendo solo a personas a las que les interese saber más sobre este tipo de casos y sobre la delincuencia juvenil, y que no sean especialmente sensibles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario