lunes, 14 de diciembre de 2015

Reseña: "COMIENDO SONRISAS A SOLAS". Tadea Lizarbe

Reseña: “COMIENDO SONRISAS A SOLAS”. Tadea Lizarbe

 

Imágen 1: Portada del libro.
   Se trata de una novela en la que se perciben dos historias separadas en el tiempo que aparentan no tener relación alguna entre ellas y que mantienen al lector totalmente enganchado hasta el final.

    Todo comienza con la muerte de la madre de Eloísa, una joven licenciada en Biología que no sabe bien hacia donde va su vida, cuando su madre está a punto de morir en el hospital recibe la visita de un hombre extraño y ésta, en su final, acusa con el dedo a su otro hijo. Poco tiempo antes, su madre había pedido a Eloísa que leyera un libro manuscrito muy antiguo que siempre llevaba con ella: “El diario de Alona”. Tras su muerte Eloísa se encierra en sí misma, se vuelve pensativa y comienza un período reflexivo. Lee el libro. Esto, junto con la aparición de un vecino muy singular, el cual termina siendo su pareja, le harán cambiar y ver la vida de un modo diferente.

   Por otra parte tenemos la historia de Alona. Es una niña cuyos padres mueren en un incendio y ella decide no hablar. El señor Moret pasa a ser su tutor y educador. Moret ve su inteligencia y Alona se enamora de él para siempre. Moret tiene muchos secretos y Alona vive una vida diferente a las mujeres de su época, llena de pruebas difíciles de superar. Se trata de la vida de una mujer valiente que fue arrastrada a la miseria por un amor imposible.

   Eloísa no parará hasta descubrir qué relación tienen ambas historias. De esta manera averiguará grandes verdades y conocerá la influencia que una mujer como Alona, que vivió hace cien años llega a tener en su vida.

   Aconsejo leer “Comiendo sonrisas a solas”, es una novela llena de misterio, es dinámica, posee una parte moderna e intimista y otra romántica y costumbrista, ambientada en la primera mitad del Siglo XIX que te lleva hasta un sorprendente final.

Imágen 2: Tadea Lizarbe en Mendillorri.
   Tadea Lizarbe es una joven de Pamplona, de veintiseis años. Este es su debut como escritora con el cual quedó finalista del Premio Planeta 2014. Terapeuta ocupacional, entrenadora de Psicobasquet con niños de discapacidad intelectual y ex-jugadora de baloncesto, una persona realmente interesante.
   Es evidente que Tadea tiene un don especial con las palabras.
                                                                                                         Andrea de Blas, 1ºH

No hay comentarios:

Publicar un comentario