jueves, 17 de diciembre de 2015

Reseña de "Lágrimas por una medalla", Tania Lamarca

LAGRIMAS POR UNA  MEDALLA


          Este libro fué escrito por Tania Lamarca, ex gimnasta de élite que fué campeona olímpica en los juegos de Atlanta de 1996, participando como componente del equipo español de gimnasia ritmica.
      “Lágrimas por una medalla” está escrito en primera persona, ya que Tania cuenta su vida desde el punto de visa de su experiencia deportiva. La vitoriana, cuenta lo que le costó separarse de su familia; de su “ama”, de su “aita”, de su “amatxi” y de su hermano Ander, a los que nombra durante numeradas ocasiones en el libro, para irse al centro de alto rendimiento de Madrid. También hace especial mención a sus excompañeras de equipo y a las seleccionadoras Emilia y María Fernández ya que desde que se marchó de Vitoria, su adolescencia ha girado en torno a ellas. Como no, menciona a su primera entrenadora de Vitoria, la cual según dice, sin ella no habría sido posible todo aquello. Seguido, nombra al psicólogo y al masajista que acompañaban a “las chicas de oro” así llamadas actualmente las chicas del conjunto, a todos los encuentros. La ya retirada gimnasta, se ayuda de anotaciones que hizo en su diario durante su etapa con el equipo nacional.
          La historia transmite parte de satisfacción, ganas de superarse cada día, alegría, emoción... Pero sobre todo intenta mostrar el esfuerzo, la dedicación que hay detrás de todos aquellos montajes, cada hora de trabajo que no dedicaban a estudiar sino a entrenar, la tristeza de tener que elegir entre dejar casi todo de lado o algo con lo que llevas soñando toda la vida, pero mayormente transmite toda la dureza de ser gimnasta de elite (con dietas, sesiones de peso cada mañana...) en la que al final de la historia pone en duda si vale la pena todos esos éxitos por todo lo sufrido y a todo lo renunciado.
          Tania, también explica como a raíz de los juegos olímpicos de Atlanta y viendo por lo que ella estaba pasando, unos periodistas, consiguen sacar a la luz pública y hacer una denuncia de la situación de discriminación que sufrían estas gimnastas respecto a otros deportistas de elite; contratos que no les fueron abonados, becas de estudios prácticamente inexistentes, y lo más importante, por la consecución de la medalla de oro, existía un premio económico que les fue ocultado por la federación de gimnasia y que tras años meses de denuncia, consiguieron que se les abonase.
          Bajo mi punto de vista, es un libro muy emotivo, sobre todo para todos aquellos que nos vemos reflejados en las disciplinas deportivas, tanto de elite como de base. Transmite mucha emoción por su parte y mayormente nos muestra como el que quiere puede, y que a pesar de los obstáculos, es posible conseguir que los sueños se cumplan, como el suyo de cuando era niña de verse en pódium con una medalla de oro olímpica y de pertenecer al equipo nacional de gimnasia. Según cuenta, cada día de su vida estaba dedicado a la gimnasia, y con quince años consigue hacer su sueño realidad y acabar en el equipo español.


                                                                                                            LEIRE ANTUNEZ  1.H

No hay comentarios:

Publicar un comentario